_MG_0223

El área de Orientación de nuestra estrategia de Preparación en la Enseñanza Media (PEM), se propuso este año innovar en sus metodologías y acercar el proyecto educativo de la Universidad del Bío-Bío a todos los estudiantes con los cuales trabaja en la red PACE-UBB.

Ha sido un trabajo de cuatro años y en marcha, en donde las comunidades educativas al principio veían lejana la posibilidad de acceder a la Universidad con los requisitos que demandaba el PACE, pero que ya es una realidad con dos generaciones en la educación superior.

“Hoy es posible convencer a los que quieren acceder al cupo PACE, y se ratifica el trabajo de acompañamiento y de instalación de competencias tanto en los estudiantes como en sus docentes, y el trabajo sistemático que los equipos de orientación hacen con toda la comunidad”, afirma el coordinador de PEM-Orientación, Claudio Cárdenas.

En efecto, la labor diaria de los profesionales de PEM-Orientación se divide hoy en día en dos líneas de trabajo: Proyecto de Vida para tercer año medio, y Toma de Decisiones para cuarto año medio. Además de eso, esta área se ha enfocado en la instalación de competencias, a través de la Red de Equipos de Orientación y los talleres con docentes para el segundo semestre. “Es muy importante que haya un alineamiento entre los distintos actores que trabajan con los estudiantes”, destaca Claudio.

La particularidad de cada liceo dado su contexto, trayectoria y proyecto educativo ha devenido en un proceso de instalación de la estrategia de PEM Orientación distinto para cada uno. Claudio comenta que, para asegurar que el PACE-UBB se implemente de correcta forma, cuentan con un contacto directo con los establecimientos. “Vamos periódicamente verificando que los compromisos se cumplan, las actividades se realicen y que en cierta forma, se instale esta estrategia general de orientación que ofrecemos. Por ejemplo, hay establecimientos que no tienen orientadores, y quienes asumen esa responsabilidad son los encargados de Convivencia Escolar o las duplas psicosociales. Entonces hemos tenido que ampliar esta red, incluyendo a quienes asumen la labor de orientación y a los profesores jefes para que se pueda ir ejecutando este modelo en la hora de Orientación”.

Además de las actividades de aula, en este semestre los profesionales de PEM-Orientación realizarán talleres con apoderados, enfocados a dos ámbitos: reflexión en torno a la toma de decisiones, y expectativas de los apoderados en torno a los estudiantes. “Ha pasado que muchos jóvenes entraban a la universidad  porque sus familias presionan las decisiones, y nosotros queremos iniciar un proceso reflexivo para que no sea la presión de la familia hacia el estudiante la que impacte en la decisión de éste. El otro tema importante de trabajar con los apoderados es el financiamiento: que ellos conozcan las diferentes vías de financiamiento en la educación superior, y que si bien no están asociadas al PACE, nosotros consideramos que es información relevante”, nos cuenta Claudio.

En tanto con los docentes, el equipo proyecta realizar talleres de revalorización y motivación. “Queremos que puedan reflexionar en torno a su rol, que puedan además asumir tareas, en función del PACE, las que están predefinidas y apoyadas por nosotros. Es muy importante que ellos transmitan a los estudiantes altas expectativas. Entendiendo el espíritu del PACE, creemos que los talentos no pueden quedarse estancados y en eso creemos que los profesores jefe tienen mayor llegada que nosotros como agentes externos y están preocupados por el estudiante”, relata.

Orientación en la Enseñanza Media: el futuro centrado en el estudiante
Etiquetado en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *